Andrés Acosta

Views: 646
Escritor Guerrerense Andrés Acosta
Escritor Guerrerense: Andrés Acosta
Escritor Guerrerense: Andrés Acosta

Nació en Chilpancingo, Guerrero, el 30 de noviembre de 1964. Narrador. Estudió derecho en la UNAM. Ha sido coordinador de talleres de creación literaria y lectura para la UNAM, el INBA, la AEM y de talleres por Internet para Televisa y las librerías Un Lugar de la Mancha; secretario general de la AEM y jefe de redacción de Punto de partida. Parte de su obra ha sido traducida al inglés, alemán y griego. Becario del FONCA en el programa de Apoyo a Jóvenes Creadores, en la especialidad de novela, 1998; Creador con Trayectoria del FOECA-Guerrero, 1999; y artista seleccionado para el programa “Artes por todas partes” de la Secretaría de Cultura del Gobierno del Distrito Federal, 2002 y 2004. Artista residente en Colombia, 2001, y en Canadá, 2003, por el FONCA y los gobiernos de esos países. Pertenece al Sistema Nacional de Creadores desde 2011. Premio de Cuento del periódico El Nacional 1991. Premio Punto de partida 1994 en la categoría de cuento. Premio Nacional de Novela Corta Josefina Vicens 1995 por No volverán los trenes. Ganador del Concurso Nacional de Cuento Edmundo Valadés 1996. Premio de Cuento de Humor Negro 2001. Premio Latinoamericano de Cuento Benemérito de América 2003 por Solitarios y podridos. Premio Nacional de Cuento Juan José Arreola 2003 por Capicúa 101. Primer finalista en el Premio Nacional de Novela Negra Una Vuelta de Tuerca 2005. XIV Premio Nacional de Cuento FILIJ 2005 por Lavadora de culpas. Mención honorífica en el Concurso Nacional Historias de Lecturas 2003 por “Por eso yo nunca les pongo mi nombre a los libros”. Mención honorífica en el Premio Gran angular 2006 porEl complejo de Faetón, libro que fue seleccionado por la SEP para la colección Libros del Rincón 2008-2009, en el programa Bibliotecas de Aula. Premio Nacional de Novela Corta Juan García Ponce de la Bienal Nacional de Literatura 2008-2009, Yucatán, por Cómo me hice poeta. Premio Gran Angular México 2009 por Olfato. Su obra ha formado parte de antologías nacionales y extranjeras.

Tristania
Tristania

Para conocer más detalles sobre los orígenes de Tristania y el proceso creativo de esta novela hicimos llegar a Acosta el siguiente cuestionario:

¿Cómo y por qué surgió este libro?

Era una deuda de hace muchos años. Yo viajaba siempre de vacaciones de verano a Chilpancingo —la pequeña ciudad en la que nací, cerca de Acapulco—, y mi mejor entretenimiento era comprar un boleto de permanencia voluntaria en el cine de la esquina para ver película tras película, desde la mañana hasta la tarde o incluso la noche. A veces mi tía tenía que entrar para arrancarme de la butaca en primera fila, en la que me sentaba, para que regresara a casa de mi abuela a cenar y dormir. Vi tantas películas, de luchadores enmascarados, de zombis y vampiros, naves interplanetarias y de vaqueros —mis favoritas eran las de terror—, que me convertí en una especie de Quijote en pequeño. Constantemente me imaginaba siendo perseguido por monstruos o en situaciones apocalípticas de las que había que escapar. El mundo de mi infancia y adolescencia cobraba un sentido enigmático y emocionante si lo observaba como a través de la lente de una cámara de cine: cada detalle, por insignificante que pareciera, se volvía relevante gracias a que era parte de un filme. Tal vez de ahí provenga mi tendencia a contar historias.

No me propuse saldar la deuda conscientemente, pero un buen día —décadas más tarde—surgió en mí la historia de Tristania y de los hermanos Morby y Sick, y apareció en forma de sueño. Tuve una cuasi pesadilla en la que una horda de zombis acechaba a los espectadores de un enorme cine decadente. Lo curioso fue que, en vez de despertar sobresaltado, quería seguir soñando esa excitante historia. Así fue como la novela tuvo que buscar la manera de salir, igual que el parto de una horrenda criatura que brotara de mi cráneo, partiéndolo en dos.

¿Por qué un “homenaje” a las películas serie B de terror? ¿Te atrae ese género?

Conforme crecí fui conociendo el cine de arte, los mejores directores, el “buen cine”. Acudía sin falta a cada una de las muestras internacionales en la cineteca de mi ciudad. Me cultivé, adquirí un capital de conocimientos cinematográficos… pero aun así, añoro la capacidad que tuve durante mi niñez para gozar del “mal cine”. Freud habla de aquel paraíso de la infancia en el que la risa y el placer no estaban reglamentados, por decirlo así: eran espontáneos. Entonces, para mí, homenajear al cine B fue una forma de recuperar un paraíso perdido. Me divertí tremendamente escribiendo la novela.

El género de terror me atrae y me repele; ejerce una fascinación que nunca me deja indiferente. Creo que incluso en las obras imperfectas, de bajo presupuesto, con malos actores y pésimos efectos especiales, incluso en ellas, puede existir una magia, la magia de contar historias que aluden a nuestro lado primitivo como seres humanos: el miedo.

¿Cómo creaste el Morby y el Sick? ¿Te inspiraste en alguien en particular?

Ellos son El Gordo y el Flaco: Laurel y Hardy, la pareja de cómicos que pasaron del cine mudo al sonoro y resistieron semejante transición; son Don Quijote y Sancho Panza; son cuerpo y alma, y su eterna contradicción; son cualquier par de hermanos que se quieren y se pelean. Pero también son mi amigo de la infancia, Germán —hermano postizo— y yo. Yo era el flaco: cerebral y al mismo tiempo ingenuo e idealista; cauteloso, desconfiado y a veces demasiado serio. Mi amigo era el complemento perfecto para la pareja que formamos en aquella época.

A otro nivel, el Morby y el Sick son también el alter ego de otro par de personajes adultos —Moby y Dick— que aparecen en otras novelas mías, como Olfato y Subterráneos.
A su vez, Moby y Dick provienen de mi profunda admiración por la gran obra de Herman Melville; adquieren su nombre de la famosa ballena blanca.

¿Cómo se relaciona Tristania con tus anteriores incursiones en la LIJ? ¿Qué puntos de conexión o de giro hay entre esta novela y las anteriores?

La primera novela juvenil que publiqué se llama El complejo de Faetón, una obra más bien realista, sobre la búsqueda del padre y el miedo a fracasar, pero con algunas aventuras y momentos cercanos a lo fantástico. Luego vinieron Olfato y Subterráneos, inscritas en una geografía propia de la fantasía y el terror. El universo de Tristania es paralelo al de los vampiros que pueblan Olfato y Subterráneos. Hay una conexión no argumental entre ellas. Las historias transcurren simultáneamente, pero ligadas solo por la aparición, como personajes secundarios, de Moby y Dick, quienes son los adultos en que podían haberse convertido el Morby y el Sick. Hay un juego de espejos entre ellos.

En la mayoría de mis cuentos infantiles predomina el humor, aunque también está a punto de publicarse mi primer volumen de poemas: El libro de los fantasmas, que a pesar de su título no intenta sólo asustar a los pequeños lectores, sino también hacer énfasis en los misterios y las sutilezas de la vida.

¿Qué importancia concedes al humor y a la fantasía dentro de tu narrativa para jóvenes?

Para mí, el sentido del humor es fundamental en la vida y en la literatura. Por eso es que en 2014 compilé y prologué una antología de cuento de humor negro, que se publicó en la colección juvenil Gran Angular: Si ya está muerto, sonría. Creo firmemente que el sentido del humor representa una forma de sabiduría cotidiana que ayuda a trasmutar las penas en cierto tipo de alegría: una operación alquímica de los sentimientos.

Por otro lado, la fantasía siempre ha sido el complemento perfecto del humor; es una forma de soñar despierto. ¿Qué sería de nosotros sin la posibilidad de imaginar mundos alternativos, distintos, complejos y etéreos? ¿Qué sería de la literatura si no pudiera rebasar a la realidad que compartimos en nuestra vida cotidiana? Humor y fantasía se ofrecen así como las quijotescas armas para afrontar la tarea de confeccionar historias y, por supuesto, la aventura de vivir.

¿Cómo definirías Tristania?

Debería ser una novela que se pudiera leer a oscuras y con la emoción de ver una película de terror, pero con un toque humorístico y de aventuras. Las posibles reflexiones en torno a los zombis y su significado, quedarían a cargo de cada lector.

¿Qué feedback has recibido de los lectores jóvenes de esta novela?

En 2014 tuve la oportunidad de presentarla en distintos foros y ciudades de México. Me asombra y me maravilla que en realidad exista alguien que lea un libro mío. He recibido comentarios verbales y mensajes a través de las redes sociales y del correo electrónico muy divertidos. Cada comentario significa que la novela ha llegado a un lector y ha dialogado con ella. Esto por sí mismo sería suficiente para tenerme contento, pero ha sucedido que me han recomendado infinidad de películas, videojuegos y novelas acerca de zombis, inimaginables, desde lo más cutre —¡confieso que me han encantado!— hasta los estudios más complejos sobre el tema. Todo lo agradezco profundamente, dan ganas de seguir escribiendo para los públicos jóvenes

Novelas

Libros de cuentos[editar]

  • 1991Afuera están gritando tu nombre, Difocur, colección Premio Nacional de Literatura Gilberto Owen. ISBN 968-6608-03-6
  • 1999Los signos remotísimos del día, Asociación de Escritores de México, colección El Tintero. ISBN 968-7872-02-0
  • 2003Solitarios y podridos, Universidad Autónoma Benito Juárez, colección Premio Latinoamericano Benemérito de América. Sin ISBN
  • 2003Capicúa 101, Universidad de Guadalajara, colección Concurso Nacional de Cuento Juan José Arreola. ISBN 970-27-0410-3
  • 2014Si ya está muerto, sonría. Relatos mexicanos de crueldad y humor negro. Prólogo y selección. SM Ediciones, colección Gran Angular. ISBN: 978-607-24-0893-7

Cuento infantil

Poesía infantil[editar]

  • 2015El libro de los fantasmas, Fondo Editorial del Estado de México, colección Lectores Niños y Jóvenes. ISBN 978-607-495-363-3

Cuadernillos bilingües de narrativa[editar]

  • 2003Mérida (coautoría con José Teodoro), Left Hand Press. British Columbia, Canadá. ISBN 0-9733956-0-6
  • 2003Cinco noches en La Habana (coautoría con Lori Maleea Acker), Left Hand Press. British Columbia, Canadá. ISBN 0-9733956-0-5

Premios recibidos[editar]

  • 1990Mención honorífica del Premio Nacional de Literatura Gilberto Owen por Afuera están gritando tu nombre
  • 1991Premio de Cuento del periódico El Nacional, por Los gordos.
  • 1993Mención honorífica del Premio Nacional de Cuento Efraín Huerta, por Sol en un cuarto vacío.
  • 1994Premio de Cuento de la revista Punto de partida, UNAM, por En un jardín japonés.
  • 1995Premio Nacional de Novela Corta Josefina Vicens, INBA, por No volverán los trenes.
  • 1996Premio Nacional de Cuento Edmundo Valadés, INBA, por Turba.
  • 1998Segundo lugar en el Concurso de Cuento José Emilio Pacheco, UNAM, por Las conversiones de Pablo.
  • 1998Reconocimiento Público por la Destacada Trayectoria Literaria. Gobierno del Edo. de Guerrero.
  • 2001Premio de Cuento de Humor Negro, Secretaría de Cultura de Michoacán, por Coulrofobia.
  • 2002Mención honorífica del Concurso Nacional Historias de Lectura, por Arreola en la cárcel.
  • 2003Premio Nacional de Cuento Juan José Arreola, por Capicúa 101.
  • 2003Premio Latinoamericano de Cuento “Benemérito de América”, por Solitarios y podridos.
  • 2005Primer finalista del Premio Nacional de novela negra: Una vuelta de tuerca. Editorial Planeta/CONACULTA/CONECULTA Qro, por Doctor Simulacro.
  • 2005Premio Nacional de Cuento FILIJ para niños, por Lavadora de culpas.
  • 2005Reconocimiento Cívico a la Trayectoria Literaria, Gobierno del Edo. de Guerrero.
  • 2006Mención honorífica del Premio Gran Angular de Literatura Juvenil, por El complejo de Faetón.
  • 2007Premio Nacional de Novela Ignacio Manuel Altamirano, Instituto Guerrerense de Cultura, por Lengua de hierro.
  • 2008Tercer lugar en el Concurso de Obra de Teatro para Títeres sobre Alebrijes, Museo de Arte Popular, por No pronuncies ese nombre.
  • 2009Premio Gran Angular de Literatura Juvenil, por Olfato.
  • 2009Premio Nacional de Novela Corta “Juan García Ponce”, de la Bienal de Literatura Yucatán 2008-2009, por Cómo me hice poeta.
  • 2014Premio Internacional de Literatura “Sor Juana Inés de la Cruz”, categoría de poesía infantil, por El libro de los fantasmas.
  • 2015Premio Fundación Cuatrogatos, categoría “Para los que se volvieron grandes lectores”, por Tristania.

Fuente: www.elem.mx/autor/datos/5