La conquista Mexica del reino de Tlapa, Guerrero

Views: 80

Introducción

El objetivo de este trabajo es analizar la etnohistoria y arqueología de la expansión mexica en el oriente de Guerrero, enfocándome en la interpretación del paisaje creado por un campo de batalla prehispánico que se representa en documentos pictográficos provenientes del antiguo reino de Tlapa. De acuerdo con las interpretaciones de los códices Azoyú 1, Azoyú 2 y el Lienzo de Chiepetlán 1 (Gutiérrez, 2016; Gutiérrez y Brito, 2014), los mexicas, junto con otros grupos nahuas locales, se enfrentaron al poderoso reino de Tlapa-Tlachinollan en una larga guerra de desgaste peleada entre los años 1460 y 1487 a.C.

Casi tres décadas de guerra intermitente dejaron marcadores arqueológicos cristalizados en el paisaje, representados por un sistema de formidables cerros fortificados cuya ubicación se asocia con el detallado registro pictográfico de estas batallas en los códices locales. La relevancia de este trabajo radica en la lectura de un paisaje de conflicto mexica-tlapaneco a través de múltiples acercamientos para entender el significado y la naturaleza de la guerra mexica durante su expansión imperial. La arqueología y la etnohistoria brindan una oportunidad excepcional para analizar un campo de batalla de naturaleza recurrente, es decir, un lugar donde las fuerzas mexicas y tlapanecas se enfrentaron intermitentemente durante décadas, el cual se sitúa en un estrecho valle de 24 km de extensión. Este es un paisaje que ha adquirido significados por mecanismos de competencia política, negociaciones diplomáticas, amenazas creíbles de ataque y escaramuzas reales en un contexto de guerra dinámica y de desgaste que duró décadas.

El objetivo de este estudio es expandir nuestra comprensión de ¿cómo el paisaje tanto físico como percibido fue negociado por atacantes o defensores en un esfuerzo colectivo de ofensa y defensa entre los grupos nahuas que habitaron al norte del río Zizintla, así como por los tlapanecos y mixtecos que habitaron el reino de Tlapa-Tlachinollan al sur de dicho río? ¿Cómo el paisaje de una conquista prehispánica fue apropiado, cartografiado, representado e interpretado con fines políticos en la narrativa indígena de la época Colonial temprana? Este estudio también revela el papel de los “aliados locales” en la exitosa expansión del imperio de la Triple Alianza, quienes típicamente son silenciados y nunca mencionados como agentes imperiales en las fuentes etnohistóricas del centro de México. Este estudio profundiza el conocimiento histórico de la conquista Mexica de Tlapa-Tlachinollan, el cual sólo es mencionado brevemente por los cronistas del centro de México a través de referencias indirectas como son los casos de Durán (1994: 35) y Tezozomoc (2003: 336), o bien es mencionado brevísimamente, como lo hizo Ixtlíxochitl (2003: 208).

La emergencia y conquistas del imperio de la Triple Alianza, compuesto por Tenochtitlán, Tacuba y Texcoco, pero liderado en la práctica por los mexicas, ha sido analizado por múltiples estudiosos desde una variedad de acercamientos, principalmente geográficos, tributarios y de economía política (véase Barlow, 1945; Berdan, 1992; Berdan et al., 1996; Carrasco, 1999; Davies, 1968; Gutiérrez, et al., 2009; Hassig, 1985; Hodge, 1984; Smith, 1987). La guerra Mexica siempre ha sido un tema central de la historia y arqueología mexicana, y aunque hemos aprendido mucho acerca de cómo los mexicas organizaban sus guerras y su estilo de batalla (véase Bandelier, 1877; Hassig, 1988; Plunket y Uruñuela, 1994), necesitamos aún estudios arqueológicos para testar los relatos etnohistóricos. Especialmente es necesario asociar los relatos de guerras con los lugares donde se libraron las batallas reportada sen los documentos.

Continua en el siguiente enlace: La conquista Mexica