Especialistas rituales y peticiones de lluvias en la Montaña de Guerrero

Views: 113

Los rituales de las comunidades nahuas de la Montaña de Guerrero son ejemplos clave, no tanto del sincretismo que se ha desarrollado durante los últimos siglos en el continente americano sino, sobre todo, de la sobrevivencia de algunos valores semánticos fundamentales para la colectividad. Esos valores, o principios, resultan determinantes para la emancipación del grupo, desempeñan un papel importante para definir, tanto la identidad del grupo social “pueblo”.

Aun hoy, a pesar de un largo proceso de inculturación, muchos locales prefieren ocultar de la mirada de los sacerdotes las antiguas costumbres heredadas por los antepasados. Esto no porque se reconozca idolatría o por problemáticas de naturaleza teológica, sino porque “los religiosos no comprenderían” señalan en coro los indígenas, o se opondrían a pesar de que muchas de estas costumbres pertenezcan a una antigua tradición incluida en el culto cristiano.

La organización social y religiosa provee de normas algunas figuras que, como veremos, tienen la tarea de representar el grupo y cuidar las relaciones diplomáticas dentro de la región. Estas tareas son generalmente asignadas por la colectividad al presidente municipal, pero en lo que respecta ámbitos relativos a la esfera privada o religiosa están, destinados a “especialistas” del sector, iniciados por predestinación.

Los curanderos o “sabios olvidades”, “guardianes de las antiguas tradiciones”, como los llama el antropólogo Abel Barrera, son muy difundidos en las comunidades de la Montaña de Guerrero, así como en otras áreas indígenas mexicanas. Los especialistas o “ritualistas” son generalmente personas maduras o mayores que desempeñan tareas cruciales para la vida cotidiana de la colectivad y tiene cada uno si característica peculiar. En las comunidades  nahuas vecinas a la ciudad de Tlapa de Comonfort,  estos personajes representan una identidad social especifica también para su pueblo de origen.