Las grutas de Juxtlahuaca

Views: 242
Las grutas de Juxtlahuaca

Santuario al dios olmeca del maíz

A mediados del siglo pasado el pintor, documentalista e investigador Miguel Covarrubias tuvo a la vista una indicativa cantidad de objetos de estilo olmeca provenientes del actual territorio guerrerense, lo cual le motivó a proponer a ese espacio geográfico como el centro de origen de dicho estilo y cultura. El polifacético pintor no pudo tener otras evidencias más sólidas para confirmar su propuesta y quizás no imaginó la complejidad del fenómeno ni su amplitud e importancia histórica. Fue hasta las exploraciones en Teopantecuanitlán de 1983 (Martínez Donjuán, 1985; Niederberger, 1986), que por fin pudo tenerse una data más aproximada de la presencia olmeca en tierras surianas, ubicándose el desarrollo de este sitio como contemporáneo de la zona metropolitana en el Golfo de México.

Algo de lo distintivo del llamado estilo olmeca en lo que hoy es Guerrero es la elaboración de vasijas efigie y el testimonio rupestre, contándose con tres sitios de pintura mural en cuevas y abrigos rocosos. De entre éstos, el primero en reportarse fue Juxtlahuaca. Si bien ya se conocían la gruta y sus pinturas a nivel regional y estatal (el fotógrafo chilapeño Amando Salmerón imprimió algunas placas sobre la visita de Lázaro Cárdenas al lugar, en 1938), el sitio adquiriópresencia a nivel internacional a partir del reportaje de Carlo T. E. Gay, publicado en Natural History (1967). A esto sobrevendrían los trabajosde David Grove en Oxtotitlán (1970) y del que esto escribe sobre Cahuaziziqui (1989).

Teniendo las cuevas, grutas y abrigos rocosos una fuerte carga simbólica en el imaginario mesoamericano, no es de extrañar que las imágenes ahí pintadas tengan implicaciones tanto con el inframundo como con mitos de origen, lugares de entronización y morada de un animal fabuloso: el jaguar. Así mismo, como también lo evidencian los grabados en los monolitos de Teopantecuanitlán y algunas pictografías en Cahuaziziqui, la vinculación con lo agrícola es evidente.

En este sentido, el estudio de Martha Cabrera viene a aportar una propuesta interesante en cuanto a la presencia de una deidad del maíz, en la profundad de la gruta de Juxtlahuaca.

Las grutas de Juxtlahuaca
Da clic en el siguiente enlace y podrás continuar tu lectura: Las grutas de Juxtlahuaca