¡Caridá…!, ¡por carida!

Views: 82
coplas

-1-

Negra de cabello chombo,

mulata de piel morena.

¡Enciende el tambor del combo

-y apaga tu negra pena-

con la llama del kilombo…!

verás como te serenas

bailando al compás del bongo.

¡Negra Mercé, Madalena…!

Muchacha, de pelo chombo,

¡fruta, del cercado ajeno…!

-2-

Que aflore de lo más hondo

tu cascabelera risa,

¡qu’ el zongo gorocozongo,

te hará troncharte de prisa!

Y serás para el kilombo,

¡Canela diosa mestiza…!

moviendo al ritmo del combo,

mientras te ronda algún congo

al ver como te deslizas

¡pespunteando el baile chombo!

-3-

Vibren tus pechos redondos

y las caderas precisas,

al sacudir el mondongo

la parroquia surrealista,

aullando lascivo, el Congo

de lujurias insumisas…

Que no le quito ni pongo

a tus curvas, imprevistas.

¡Las qu’ el zongorocozongo

devela frente a mi vista!

-4-

Baile ñáñigo, africano,

al clamor del acordeón,

que trajo a este pueblo hermano,

Changó, ¡el Dios de condición!

que se ha hecho afroamericano,

sin olvidar la pasión,

¡del vidú, rito extrahumano

que enloquece de emoción!

¡por diabólico pagano

en su ardiente tentación!

-5-

El negro bate la piel

del tamborito agareno,

y un güiro color de miel

siendo montuno y trigueño,

se empeña en llevarle a aquel

el contrapunto costeño,

mientras sacude el doncel

tu risa, en su loco empeño,

¡risa de áureo cascabel,

que está vibrando en tus senos!

-6-

¿Quién dice, que yo morí

si en tus ojos me reflejo?

Y estoy mirando de aquí,

que si bien ya voy pa viejo,

soy el mesmo, que ayer juí…?

¡Que no importa si me alejo,

sabiendo que vivo en ti…

y a pesar que hoy te dejo

seguirás viviendo en mí.

-7-

Insiste el bongo africano,

y a la tumba ¡le rezumba!

si baila la negra, ¡hermano!,

como sólo ella, ¡la rumba!…

con ese cuerpo lozano

que por escasos no abundad.

Cuerpo exúbero, romano,

si el pecado lo circunda,

¡con el hechizo mundano

del ritmo afroamericano…!

-8-

¡Caridá…! ¡por caridá!

¡no me sonsaques mulata

a perder mi billeterá…!

Con ese vaivén que mata

y envenena ¡mi ansiedá!

Pues si mi amor se desata

con toda su intensidá,

¡no quiero que sea ingrata,

sabiéndote… enamorá!

¡Caridá…! ¡por caridá!

-9-

Negra de prietas caderas

y de mirada menguante,

si tus pechos aceleras

con tu cintura ondulante.

¡No sabes, la que te espera

frente a este negro arrogante!

¡que siendo un macho, de veras,

usa un cachete cortante,

¡que cortará tu carrera,

como al vidrio, hace el diamante!

-10-

Que venga ya el Tamborito

de donaires pajareros,

y el Punto que siempre listo,

prende amores pasajeros,

si de la Cumbia oye el grito,

¡cantando, cantos matreros…!

frente a mi querer marchito

por tu corazón de acero.

¡Como el puñal, que maldito,

clavaste en mi amor sincero!

-11-

En el relajo ¡a fé mía!,

estalla el bochinche agrario.

¿No escuchas la algarabía

del montuno perdulario…?

¡Mira como se deslía

como cuentas de un rosario!

Más no para en su porfía

el bochinche extraordinario,

de quién ya nadie, se fía,

¡pues siempre acaba en sumario!

-12-

Incide locuaz la tumba

junto al acordeón y el güiro,

si al combo que le rezumba,

la mulata aviva el giro,

¡sabiendo que todo alumbra

sensual su gracia, que admiro!

Al acompasar la rumba,

¡las formas, porque deliro!

Cuando la tumba, retumba,

¡y enciende su sangre, el güiro!

Fuente: Gomez, M. A. (2018). Coplas para las arpas negras. Chilpancingo,Guerrero, México. Gobierno de Guerrero.