Acapulco de Juárez

Views: 2076
Costera Miguel Aleman

ACAPULCO DE JUÁREZ

Municipio. Su cabecera municipal es Acapulco de Juárez.

glifo de Acapulco - Escudo Municipal de Acapulco de JuarezToponimia, escudo y/o glifo. Según Cecilio A. Robelo, en su Diccionario de aztequismos, Acapulco deriva de ácatl, carrizo o caña; pol opul, aumentativo, y co, en el lugar: “en el lugar de los carrizos grandes”. Según algunos escritores españoles, proviene de acquae pulchrae, “aguas pulcras” (límpidas, bellas), lo que indica que las aguas del lugar están limpias de escollos. El maestro Mariano Rojas, distinguido profesor de lengua náhuatl y reconocido como autoridad en la materia, afirma que es: “en el lugar en que fueron arrasados o destruidos los carrizos”, de ácatl, carrizo (no caña), poloa, destruir o arrasar, y co, en el lugar. Opinión que se corrobora por el jeroglífico de Acapulco que figura en la página 45 delDiccionario de aztequismos, de Robelo, en donde se aprecian dos manos que destruyen o parten un carrizo. El agregado “de Juárez” se lo impuso la Legislatura local el 27 de junio de 1873.

 

El glifo de Acapulco (que también es utilizado como escudo) simboliza dos manos que parten o destruyen un carrizo. Los tallos del carrizo tienen hojas sueltas de color verde tierno; los brotes en el tallo son verdes. Las manos y brazos son café claro.

Reseña histórica (cronología). Desde el florecimiento de la cultura olmeca en la costa del Golfo, que va desde 1200 hasta el año 100 a. C., existió en la zona que hoy es Guerrero una cultura marginal que poco a poco fue siendo influida, absorbida y dominada por diferentes grupos externos. La bahía de Acapulco tiene sitios de origen olmeca, ubicados entre Playa Larga, Cerro de La Ayuda e Icacos, y entre el Cerro del Guitarrón, Punta Bruja y El Farallón.

La influencia de la cultura olmeca se extendió al agrupar aldeas agrícolas dispersas, construir pequeños centros ceremoniales y establecer las bases de la organización económica de los pueblos.

En el Siglo VII de nuestra era la cultura teotihuacana llegó a Acapulco por la ruta de Cuernavaca y Chilpancingo, mientras que la cultura maya penetró por la zona de Tehuantepec, por la región Mixteca, por La Montaña y por Costa Chica.

Zonas Arqueologicas
Zonas Arqueologicas
Zonas Arqueologicas
Zonas Arqueologicas

 

 

 

 

 

 

 

 

Grabados en la zona arqueológica Palma Sola.

En las playas Hornos, Pie de la Cuesta y Tambuco se han encontrado objetos de cerámica y piedra labrada de origen maya.

En el Siglo Xl hubo nuevas oleadas de migraciones náhuatl y coixcas procedentes de Aztlán (lugar localizado en el norte del país).

En 1486 Acapulco se anexó a la provincia de Zacatula, que era dominio del imperio azteca durante el reinado de Ahuízotl (1486–1502), aunque como una región de administración militar no consolidada perteneciente a la provincia tributaria de Tepecoacuilco. Hacia mediados del Siglo XVl, después de la caída de Tenochtitlan, los alrededores de la capital del imperio se liberaron de pagar tributos a los aztecas pero quedaron sometidos al dominio español. La zona fue habitada por algunos grupos cuitlatecos, yopes, tepuztecos y mexicas. La primera referencia que se tiene de la región data de 1519, acotada por Bernal Díaz del Castillo en su Historia verdadera de la conquista de la Nueva España (1632). Señala que Moctezuma tenía una especie de mapa de las costas de la Mar del Sur donde aparece Acapulco.

En 1521, consumada la conquista de Tenochtitlan, Cortés se propuso buscar un estrecho entre los dos océanos que sirviera de paso a las islas de la especiería y preparó dos grupos de exploración: uno estuvo a cargo de Francisco Chico, quien descubrió para los europeos la bahía de Acapulco en la expedición del 13 de septiembre de 1521, Día de Santa Lucía, según la liturgia; el otro la encabezó Juan Rodríguez Villafuerte, quien en 1523 dirigió la exploración de Zacatula, llegó a Zihuatanejo y continuó hasta Acapulco, donde tomó posesión “oficial” del puerto a nombre de los reyes de España. Le dio el nombre de Villa de la Concepción.

En 1524 sometieron a los indígenas y el capitán Saavedra Cerón fue autorizado por Cortés para establecerse en la región.

Otra versión dice que la bahía fue descubierta el 13 de diciembre de 1526 por tripulantes de un pequeño barco de exploración costera –el patacheSantiago– al mando del capitán Santiago Guevara.

En 1525 se estableció en Cacahuatepec la primera encomienda en la región que hoy ocupa el municipio y en 1531 algunos españoles, entre los que destacaba Juan Rodríguez Villafuerte, salieron de la Costa Chica para fundar el pueblo de Villafuerte en lo que hoy es Acapulco. Este grupo trató de someter a los indígenas e imponerles el pago de tributos, pero los indígenas se sumaron a la rebelión yope iniciada en la región de Cacahuatepec, ante lo que Cortés se vio obligado a enviar a Vasco Porcayo a negociar y a hacer las paces, pactando algunas concesiones.

La provincia de Acapulco quedó encomendada a Rodríguez de Villafuerte, quien recibía tributos como cacao, algodón y maíz. La provincia comprendía los pueblos de Acapulco, Acamiutla, Acaulnanguala, Tepexúchil, Texcatlán, Citlala, Yacapul, Zalzapotla, Xaltianguis, Coyuca y Mescaltepec.

En 1531 Cortés cambió el centro de operaciones marítimas de Zacatula a Acapulco, que ya entonces representaba una base ideal para la navegación; abrió el primer camino y unió Acapulco con la Ciudad de México. El 30 de junio de 1532 zarpó del puerto una expedición naval al mando de Diego Hurtado de Mendoza, con el proyecto de explorar la costa del Pacífico rumbo al norte con las naves San Miguel y San Marcos. Tal fecha se puede considerar como la de la fundación del puerto de Acapulco. Ese mismo año se emitió una orden real en la que Acapulco pasó a depender de la Corona española y se le asignó el nombre de Ciudad de los Reyes.

Bahía de Acapulco
Bahía de Acapulco

Bahía de Acapulco.

En 1533 Cortés se instaló en la ensenada localizada entre Punta Bruja y Diamante, que en su honor hoy se llama Puerto Marqués.

Puerto Marqués.

En 1535 zarparon los buques encargados del transporte de víveres que Cortés envió al conquistador Pizarro.

Puerto Marques
Puerto Marques

Al crearse la alcaldía mayor de Acapulco, ésta alcanzó una gran importancia y llegó a representar la unidad de mando en toda la región, pues el puerto fue asiento de los poderes del alcalde mayor y del gobernador castellano, quien tenía el título de Teniente de las Costas del Mar del Sur y era responsable de las fuerzas españolas encargadas de vigilar la zona costera y de escoltar en la región las mercaderías de la Nao de China cuando eran trasladadas a la Ciudad de México.

En 1539 salió del puerto la expedición de Francisco de Ulloa, quien se proponía la conquista de las míticas ciudades de Cíbola y Quivira. En 1540 zarpó la de Domingo Castillo, a quien se debe la carta geográfica más antigua de las costas occidentales del país.

La consolidación y la expansión de Acapulco se debieron a las actividades portuarias y de comercio originadas por la apertura de la ruta de navegación al oriente que descubrió Andrés de Urdaneta, miembro de la expedición de Miguel López de Legaspi desde 1565. Dos meses antes de la llegada de Urdaneta arribó a San Blas el patache San Lucas en muy malas condiciones, capitaneado por Alonso Arellano y piloteado por Lope Martín –mexicanos– quienes se habían hecho a la mar en la flota de López de Legaspi. Se apartaron de la caravana en la oscuridad de la noche, se les dio por perdidos.

El padre Mariano Cuevas los consideró primeros en el regreso y en el logro de la ruta del tornaviaje, y hace notar el hecho de que dichos marinos tenían rasgos mexicanos muy acentuados: “Un español auténtico, aun de los viejos colonos, no escribiría zozobra, ni razón con s, ni usaba tanto el verbo jalar (halar) ni empleaba el verbo escandalizar y empachar en los sentidos de hacer ruido y trabarse una cosa. Mucho menos había de hablarnos con mayor naturalidad de escaupiles (sayos de algodón que servían para protegerse de los flechazos). Sólo un natural de México llama chiquihuites a los cestos, naguas a las faldas, huipiles a las camisas, frijoles a las habichuelas, habla con la mayor naturalidad como lo hace Arellano de mecates (cuerdas), tamales (pan de maíz), etc”.

Con la finalidad de fundar una población netamente española en el perímetro de la bahía, en 1550 se instalaron en el puerto de Acapulco 30 familias, españolas y mestizas, provenientes de la Ciudad de México, encabezadas por Fernando Santa Anna. Por cédula real firmada por Carlos I de España y V de Alemania, emperador de las Indias Orientales, Acapulco fue elevada a categoría de Ciudad Histórica.

En 1570 el rey Felipe II decretó que la ciudad sería el sitio comercial para realizar los negocios entre América y Asia, en especial entre Acapulco y Filipinas. El fondeadero siguió siendo punto de partida y llegada de otras expediciones marítimas, como la de Francisco Galli en 1582. En 1590 salió de Acapulco el franciscano Felipe de Jesús con el fin de cristianizar Asia, donde encontró total oposición a su misión. Fue tomado preso con sus compañeros misioneros, torturado y crucificado en febrero de 1591 en Nagasaki. Felipe sería declarado el primer santo mexicano (fue canonizado por el papa Pío IX el 8 de junio de 1862).

 

Sebastián Vizcaíno salió del puerto en 1596 y entre ese año y 1602 hizo varios viajes y logró algunos avances en su empresa. Así, navegó hasta los 42° de latitud norte, buscando en vano un estrecho septentrional. Partió por tercera vez en 1611, cuando el virrey Luis de Velasco lo nombró representante ante Japón. En 1614 recibió en el puerto a la Embajada nipona encabezada por el capitán Hasekura.

Durante la época colonial Acapulco tuvo un aspecto muy pobre, excepto por construcciones como el Fuerte de San Diego, el hospital fundado por los franciscanos, administrado por los hipólitos, y la capilla de San José, construida a instancias del sargento Francisco Rincón en 1634. Todo lo demás eran chozas y construcciones precarias. Hasta 1592 la ruta México–Acapulco fue en parte una vereda. Después, el virrey Luis de Velasco la convirtió en camino de herradura. En 1697 Gemelli Carreri, un viajero italiano, recorrió ese camino en 12 días. En época de lluvias había que emplear diez días sólo para pasar el río Mezcala y otros tantos para vadear el Papagayo.

Durante el Siglo XVlll ocurrieron en Acapulco importantes sucesos: En 1743 el corsario inglés Jorge Anson capturó al galeón La Covadonga en las inmediaciones de la bahía. En 1789 salió de Cádiz una expedición al mando del investigador naturalista Alejandro Malaspina, quien tenía el encargo del rey de conocer y cerciorarse de las riquezas que existían en sus colonias de América. Malaspina llegó al puerto en la primavera de 1791. La visión más conocida que se tuvo por mucho tiempo del puerto de Acapulco en España se debió a su testimonio. Según el censo de 1790, la población constaba de 996 personas y estaba constituida por mulatos, españoles, indígenas, asiáticos, filipinos, japoneses y chinos.

El tráfico marítimo continuaba ascendiendo; en 1791 Acapulco recibió a las naves Descubierta y Atrevida. En 1792 zarparon del puerto las fragatas Sutil y Mexicana, en un viaje científico, así como las naves de Juan Francisco de la Bodega y Cuadra, quien marcó los límites del imperio español en la línea de los 48°.

El título de ciudad le fue otorgado por Felipe II en 1579 (en la Memoria de Acapulco, aumentada y arreglada por Alejandro Martínez Carbajal, se dice que “el 14 de abril de 1579 el rey Felipe II firmó la cédula real que declaró a Acapulco como único puerto destinado a efectuar las transacciones comerciales entre América y Asia”, pág. 10) y ratificado por Carlos IV el 28 de noviembre de 1799 (Enciclopedia de México, pág. 43), pues el teniente castellano de la fortaleza de San Diego, don Antonio de Mendívil y Cisneros, informó el 13 de octubre de 1795 que había visto documentos del año 1626 en los que ya se daba el título de referencia a Acapulco. Documentos que probablemente se extraviaron.

En 1803 arribó al puerto el geógrafo Alejandro von Humboldt, quien determinó la situación geográfica de Acapulco y trazó desde allí el camino a México.

Pintura Acapulco en 1803
Pintura Acapulco en 1803

En 1810, el 1 de diciembre, Morelos derrotó al realista Francisco Paris en El Veladero y el 4 de enero de 1811 en Tres Palos. El 6 de abril de 1813 puso sitio a la ciudad y desalojó a los españoles de Casamata, del cerro La Mira y del baluarte del hospital, obligándolos a concentrarse en el Fuerte de San Diego. El 20 de agosto el enemigo capituló. Morelos volvió al puerto a principios de 1814. A fines de marzo, acosado por los realistas, Morelos salió después de ordenar incendiar la ciudad, degollar a los españoles y fusilar a los prisioneros. El 14 de abril José de Armijo recuperó la plaza.

Una vez obtenida la independencia, en junio de 1825 nació la Marina de Guerra Mexicana, cuando las tripulaciones de dos barcos españoles, el Asia y el Constante, se presentaron en la bahía y sus comandantes se pusieron a las órdenes del Gobierno mexicano.

Vicente Guerrero, presidente de México del 1 de abril al 22 de diciembre de 1829, en que fue depuesto por el cuartelazo de Anastasio Bustamante, salió en el bergantín Colombo, donde fue capturado a traición por Francisco Picaluga. Guerrero fue trasladado a Huatulco y después llevado a Cuilapan, Oaxaca, donde lo fusilaron el 14 de febrero de 1831.

El 1 de marzo de 1854 se proclamó el Plan de Ayutla en contra del último periodo de la dictadura de Antonio López de Santa Anna; el 11 del mismo mes la guarnición del puerto se adhirió al movimiento y designó a Ignacio Comonfort gobernador y jefe militar. Éste a su vez invitó a Juan Alvarez a que asumiera el mando supremo del Ejército Restaurador de la Libertad. En Acapulco se hicieron importantes modificaciones al Plan de Ayutla. En julio de 1855 desembarcó en Acapulco Benito Juárez y se incorporó a las tropas de Juan Álvarez.

Durante la intervención francesa, los días 10 y 11 de enero de 1863, cuatro naves de esa nación, al mando del almirante Bouet, bombardearon el puerto; luego desembarcaron los marinos, y abandonaron la ciudad tres días después. A los cinco meses, el 4 de junio, volvieron a apoderarse de la plaza, misma que fue evacuada a fines de 1864. En junio y en septiembre de 1865 los franceses intentaron nuevamente invadir el territorio, pero fueron rechazados por los republicanos. El asedio duró hasta la caída de Maximiliano.

Durante los acontecimientos de la Revolución Mexicana, en 1911, Pantaleón Añorve y Manuel Centurión, que comandaban las tropas de la Costa Chica, y Silvestre G. Mariscal, que dirigía las de la Costa Grande, pretendieron tomar Acapulco sin lograrlo. El 2 de julio de ese año los revolucionarios entraron pacíficamente al puerto. Mariscal fue nombrado gobernador por el carrancismo y se convirtió en el principal cacique de Guerrero. Trasladó a Acapulco la capital del estado; esto sólo duró del 8 de noviembre de 1916 al 11 de diciembre de 1917.

Antigua calzada hacia La Quebrada.

Antigua Calzada a la Quebrada
Antigua Calzada a la Quebrada

En 1920 el presidente Álvaro Obregón planeó el camino a Acapulco, que fue inaugurado en 1927, durante el gobierno del general Plutarco Elías Calles. El 11 de noviembre de ese año, transitando por una brecha de trabajo, llegaron a la ciudad y puerto los primeros automóviles que transportaban al gobernador del estado, al presidente municipal y a las autoridades militares del lugar.

Así comenzó una nueva vida para la localidad y las casas particulares se convirtieron en alojamientos de turistas que llegaban a disfrutar de las bellezas naturales del puerto. Nacieron los primeros hoteles: Miramar, Acapulco y Jardín, donde se hospedaban personalidades como el Presidente de la República, estadistas, banqueros, artistas, etcétera. En el mismo año una pareja de norteamericanos aterrizó accidentalmente en la zona de Pie de la Cuesta, ante la sorpresa general.

En 1928 se construyó un campo de aviación frente a la playa Hornos y al año siguiente se inició el transporte aéreo de pasajeros en aparatos manejados por Julio Zuiser, Fritz Bieler, Francisco Sarabia, Rafael Obregón Tesis y Carlos Panini. Más tarde, el aeropuerto se ubicó en Pie de la Cuesta y en el lugar original se construyó el hotel Papagayo, donde hoy se levanta un centro de diversiones.

Durante la Presidencia de Pascual Ortiz Rubio, en 1930, se introdujo el agua potable gracias a la intervención del general Juan Andreu Almazán, entonces secretario de Comunicaciones y Obras Públicas; el agua se tomó de los manantiales de Santa Cruz.

En 1931 quedó concluida la carretera México–Acapulco, con un costo de 17.5 millones de pesos. La afluencia del turismo hizo crecer al puerto. Empresarios mexicanos y extranjeros se sumaron a la tarea de dotar a la ciudad de servicios turísticos y empezaron a levantarse varios hoteles: La Marina, Villa del Mar, Flamingos, Del Monte, Casablanca, Las Palmas, Club de Pesca, El Mirador (éste último con 12 cabañas que se terminaron de construir en 1933).

Kisoco del Zócalo de Acapulco 2014
Kisoco del Zócalo de Acapulco 2014

Kiosco del zócalo de Acapulco

Durante el régimen del presidente Cárdenas (1934–1940) se edificó el Palacio Federal. El 16 de abril se instaló el servicio telefónico. Entre 1940 y 1946, el presidente Ávila Camacho creó la Junta Federal de Mejoras Materiales con el fin de lograr el desarrollo de puertos y ciudades fronterizas. Los dotó de recursos provenientes del ramo aduanal. En 1940 se fincaron las casas de verano y los hoteles Majestic y Prado Américas. En ese mismo periodo, hoteleros, fraccionadores, banqueros y comerciantes gestionaron que la Comisión Nacional de Irrigación ampliara el abastecimiento de agua y la instalación de una planta generadora de energía eléctrica por parte del Gobierno federal.

En 1947 el licenciado Miguel Alemán Valdés, presidente de la República (1946–1952), inauguró la Avenida Costera que lleva su nombre y proyectó el nuevo aeropuerto en el Plan de los Amates. Durante el mandato de Alemán el centro de la ciudad fue pavimentado y alineadas las calles, fue instalada la termoeléctrica Los Amates; fue construido el nuevo Palacio Federal y los fraccionamientos Club Deportivo, Costa Azul, Mozimba, Costa Brava, Hornos Insurgentes y Las Brisas. En el sexenio de don Adolfo Ruiz Cortines (1952–1958) fueron abiertos los hoteles Pierre Marqués, Las Brisas, Hilton, Elcano, Presidente y Boca Chica.

En la administración del licenciado Adolfo López Mateos (1958–1964) quedó unida la Gran Vía Tropical con la plazuela de La Quebrada mediante dos calzadas sobre puentes a la orilla del mar y comenzó a funcionar el túnel de la antigua Abra de San Nicolás. En 1959 tuvo lugar la primera Reseña Internacional de Cine, a la que asistieron figuras del cine mundial. Cuenta con un Centro de Convenciones de reconocido prestigio internacional donde se llevan a cabo importantes y trascendentes actividades artísticas y culturales, científicas y empresariales.

El aumento de pobladores y visitantes ha provocado la formación de zonas urbanas inestables que contrastan con los barrios residenciales y los hoteles de lujo. El Gobierno Federal, por conducto de la Secretaría del Patrimonio Nacional, puso en marcha en 1971 el Plan Acapulco, encargado de planear el desarrollo urbano, regenerar las colonias populares, reorganizar y planear los servicios municipales, mejorar el área turística, crear nuevas zonas urbano–populares, resolver los problemas de tenencia de la tierra y restaurar el equilibrio ecológico de la ciudad y de la bahía.

Personajes ilustres. Algunos de los personajes más sobresalientes son:

  • Juan Ranulfo Escudero Reguera. Luchador social (1890–1923) (v. Escudero Reguera, Juan Ranulfo).
  • Teniente José Azueta (1894–1914) (v. Azueta Abad, José Mariano).
  • José Agustín Ramírez. Profesor, músico y poeta (1903–1957) (v. Ramírez, José Agustín).
  • Jorge Jóseph Piedra. Escritor (v. Jóseph Piedra, Jorge).
  • Rosendo Pintos Lacunza. Escritor (v. Pintos Lacunza, Rosendo).
  • Johnny Weissmuller. Actor. El famoso “Tarzán”, pasó los últimos años de su vida hospedado en el hotel Flamingos.
  • Jorge Campos Navarrete. Futbolista, (1966) (v. Campos Navarrete, Jorge).
  • José Francisco Ruiz Massieu. Político, escritor y gobernador del estado (1946–1994) (v. Ruiz Massieu, José Francisco).
  • Región a la que pertenece. La séptima región comprende un solo municipio: Acapulco.
  • Localización geográfica. Se localiza al sur de la capital del estado: se ubica entre los paralelos 16° 41’ 05’’ y 17° 11’ 37’’ de latitud norte, 99° 30’ 00’’ y 99° 59’ 49’’ de longitud oeste.Alejandro de Humboldt determinó sus coordenadas geográficas en 16° 50’ 56’’ de latitud norte y 102° 06’ 00’’ de longitud oeste respecto al meridiano de París. Por su parte, Antonio García Cubas, basándose en la Carta del Almirantazgo Británico, lo ubicó en los 16° 50’ 56’’ de latitud norte y en los 99° 52’ 15’’ de longitud. Las ferias novohispanas, de José Joaquín Real Díaz y Manuel Carrera Stampa, ubicaron el puerto de Acapulco en 16° 05’ 25’’ latitud norte y 99° 54’ 20’’ longitud oeste. LaEnciclopedia de México señala: 16° 50’ 25’’ de latitud norte y 99° 54’ 44’’ de longitud oeste.
  • Extensión territorial. Es de 1882.60 km2, lo que representa el 2.95% de la superficie estatal. Está ubicado a orillas del océano Pacífico, que lo limita al sur.
  • Colindancias. Al norte colinda con los municipios de Chilpancingo y Juan R. Escudero (Tierra Colorada), al sur con el océano Pacífico, al este con el municipio de San Marcos y al oeste con el de Coyuca de Benítez.

Población. Es una de las zonas más  pobladas del estado,  con  717 766 habitantes: 344 318  hombres y 373 448 mujeres, de acuerdo con el II Conteo de Población y Vivienda 2005, INEGI; lo que representa el 47.96% y el 52.04%, respectivamente, de dicha población, y equivale al 23.04% del número total de habitantes del estado.

En el lapso de 1995 a 2000 la población municipal creció a una tasa media anual de 1.17%; en cambio, entre 2000 y 2005 decreció a una tasa del 0.12%. Por grupos de edad, su población es predominantemente joven: el 39.4% es menor de 20 años; el grupo de cero a cuatro años representa el 9.4%; y el grupo de cinco a 14 años, el 20.2%. La población en edad activa, de 12 a 64 años, representan el 67.1% del total.

Suelo (características y usos). El suelo presenta en su constitución dos tipos: chernozem negro y la estepa praire o pradera con descalcificación; los primeros caracterizados por ser aptos en la agricultura y cultivo de diversas especies de vegetales y los segundos por ser propicios para la actividad ganadera.

Zona Hotelera de Acapulco
Zona Hotelera de Acapulco

 Zona hotelera.

Orografía. El municipio en su aspecto orográfico presenta tres formas de relieve: accidentado, que comprende el 40%; semiplano, con el 40%, y plano, con el 20%. La altitud varía desde el nivel del mar en la zona costera hasta 169 m; las alturas máximas están representadas principalmente por cerros: Potrero, San Nicolás y Alto del Camarón. En la cordillera que rodea a la bahía destacan los cerros Icacos, El Veladero y Carabalí.

 

Laguna Testaruda

Laguna Testaruda
Laguna Testaruda

Hidrografía. Los recursos hidrográficos los componen los ríos Papagayo y El Aguacatillo o de La Sabana, que cruza el municipio; los arroyos Xaltianguis, Potrerillo, La Providencia y Moyoapa; las lagunas: Tres Palos, La Testaruda, La Nahuala y Coyuca. Existen también manantiales de aguas termales sulfurosas en Dos Arroyos, Cacahuatepec, La Concepción y Aguas Calientes. En la cumbre del Peregrino hay una caverna muy profunda.

Clima. Es predominantemente subhúmedo cálido; sin embargo, presenta ciertas variaciones: caliente y húmedo en las partes bajas, y templado en las tierras altas; en éstas últimas la temperatura media anual es de 28 °C y la mínima de 22 °C; la precipitación pluvial varía de 1500 a 2000 mm. Tiene una temperatura media anual de 27.5 °C, con pocas lluvias de mayo a octubre y periodos secos de julio a agosto.

Flora. La vegetación predominante es la conocida como selva caducifolia, integrada por especies de tepehuaje, bonete, casahuate, pochote. En la serranía se localizan áreas de bosque de pino y encino, al norte del poblado Altos del Camarón; árboles frutales: palma de coco, tamarindo, naranjo, anona, almendra, granada, chicozapote, ciruelo, nanche, guayabo, mango y marañona; árboles y flores como tabachín, jazmín, mirto, adelfa, lirio, azucena, tulipán, bugambilia, copa de oro, orquídea y monedilla.

Fauna. Su fauna está compuesta por conejo, iguana, zorrillo, mapache, tejón, venado, tlacuache, zorro, gato montés, armadillo, zopilote, zanate, tortolita, paloma, gavilán, coralillo, tilcuate, cascabel y, en las lagunas, cocodrilo. Su fauna marina está compuesta por algunas aves: pelícano, gaviota, garza; y en el mar, tortuga y peces, huachinango, cocinero, curbina, trucha, mojarra, palometa, agujón, pargo, pez vela, marlín, dorado, barrilete, y mariscos como ostión, almeja, callo de hacha, camarón, cangrejo, percebe, langosta, langostino y pulpo.

Recursos naturales. Los integran su flora y fauna, que son muy variadas: ríos, arroyos y lagunas. Los recursos naturales forestales son ayacahuite, pino, encino, parota, cedro rojo, guanacaste, guapinol, ramón, limoncillo, árbol de drago, amate amarillo y amate prieto. Destacan los recursos provenientes de sus playas y de mar abierto. Los suelos del municipio son aptos para la agricultura y la ganadería.

Grupos étnicos. De acuerdo con el II Conteo de Población y Vivienda 2005 levantado por el INEGI el número de indígenas en el municipio es de 8141, que representan el 1.42% respecto a su población total. Las principales lenguas son el náhuatl y el mixteco. Los grupos étnicos del municipio son agricultores y artesanos que venden sus productos enel puerto.

Religión. El Censo General de Población y Vivienda 2000, INEGI, señala que en el municipio coexisten varias religiones, y la principal es la católica, que agrupa a 539 533 feligreses en el rango de cinco años y más de edad. Le siguen en importancia las iglesias presbiteriana, de los santos de los últimos días, pentecostales, la luz del mundo y otras; todas éstas, en el mismo rango de edades, suman 85 308 personas. La diócesis católica de Acapulco se erigió por bula Quo Aptiori del papa Pío Xll el 18 de marzo de 1958 y fue ejecutada por el delegado apostólico Luis Raymondi el 24 de enero de 1959, como sufragánea de la diócesis de México. El Seminario del Buen Pastor fue erigido por la carta pastoral del 9 de agosto de 1959, en cumplimiento de la ya mencionada bula de erección de la diócesis de Acapulco. La primera casa que ocupó esa escuela clerical fue propiedad del general Heriberto Limón, ex ministro de la Defensa Nacional, que la prestó por dos años y se ubicaba en la cima de una colonia del fraccionamiento Costa Azul. La matrícula inicial revela 65 alumnos fundadores, a quienes les impartieron las cátedras de Humanidades, Literatura Clásica, Discursos de Cicerón y Estudios Eclesiásticos.

Catedral de Nuestra Señora de La Soledad

Catedral de Nuestra Señora de la Soledad
Catedral de Nuestra Señora de la Soledad

Al erigirse, la diócesis de Acapulco abarcó la región de la Costa Grande. Contó con 47 parroquias, 49 sacerdotes diocesanos, 10 sacerdotes religiosos, un diácono en orden de sacerdocio, nueve diáconos permanentes, 14 acólitos, 30 lectores, 19 religiosos y 158 religiosas, en una población de 900 mil habitantes, de los cuales 800 mil son católicos.

Desde su creación, en 1958, ha tenido dos obispos: José Pilar Quezada y Valdés (1959–1976) y Rafael Bello Ruiz, quien estuvo al frente de la diócesis a partir de 1976 hasta junio de 1983, cuando fue promovido a la dignidad de arzobispo en cumplimiento de la bula emitida por Juan Pablo II, denominada Quo Maius,de fecha 10 de mayo de 1983, por la que se creó la provincia eclesiástica con sede en Acapulco. Dicha bula fue firmada por el cardenal Agustín Casaroli y fue ejecutada el 29 de julio de 1983, en ceremonia verificada en la catedral, presidida por el delegado apostólico Girolamo Prigione.

El nuevo arzobispo recibió el palio arzobispal de manos del Papa, en Roma, el 28 de septiembre de 1985. Monseñor Bello Ruiz estuvo en funciones hasta 2000, en que el Papa trasladó como arzobispo coadjutor a monseñor Felipe Aguirre Franco, el 28 de septiembre de ese año. Actualmente, monseñor Aguirre Franco es arzobispo de Acapulco.

La provincia eclesiástica a que se hace referencia realiza únicamente funciones pastorales, en virtud de que cada obispo tiene su propia jurisdicción y el arzobispo sólo interviene en casos extraordinarios; por ejemplo, cuando queda vacante una diócesis tiene el derecho a presentar un candidato ante la Santa Sede. En el estado existen cinco diócesis: Chilpancingo–Chilapa, Tlapa, Ciudad Altamirano, Lázaro Cárdenas y Acapulco.

La sede del arzobispado es Acapulco y la patrona de la catedral es Nuestra Señora de la Soledad. El 31 de enero de 2004 monseñor Juan Navarro Castellanos fue nombrado obispo auxiliar del arzobispo, quien tomó posesión el 23 de marzo del mismo año. La diócesis de Acapulco comprende los municipios de Petatlán, Tecpan de Galeana, Atoyac de Álvarez, Coyuca de Benítez, San Marcos, Tecoanapa, Ayutla de los Libres, Cuautepec, Copala, San Luis Acatlán, Azoyú, Igualapa, Ometepec, Tlacoachistlahuaca, Xochistlahuaca, Cuajinicuilapa, Cruz Grande, San Jerónimo y Acatepec.

Educación. De acuerdo al Cuaderno de Información para la Planeación Municipal 2007, el municipio tiene un total de 1219 escuelas, a las que asisten 226 200 alumnos, atendidos por 11 089 maestros en 8955 grupos.

Nivel Escolar

Escuelas Alumnos Maestros Grupos
Preescolar

380

31 951 1 299

1 415

Primaria

499

101 670 4 526

4 702

Secundaria

174

39 743 1 925

1 446

Profesional Medio

4

1 062 122

36

Bachillerato

53

23 669 1 073

654

Educación Normal

20

3 673 312

168

Capacitación para el trabajo

52 6 055 251

534

Superior

37 18 377 1 581

N.D.

Total

1 219 226 200 11 089

8 955

 

Fin de cursos 2005–2006.

La educación indígena se imparte en el nivel preescolar en dos planteles a los que asisten 137 alumnos atendidos por tres maestros; en el nivel primaria hay cinco escuelas, con una matrícula de 584 alumnos, atendidos por 23 maestros en 35 grupos.

A pesar de los esfuerzos y de la disponibilidad de infraestructura educativa, el 9.4% de la población de 15 años y más es analfabeta, de los cuales el 64.9% son mujeres.

Salud. En el municipio la asistencia médica es proporcionada por la Secretaría de Salud (SESA), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y la Secretaría de Marina (SEMAR).

Según el Conteo de Población y Vivienda 2005 del INEGI el municipio cuenta con cinco hospitales generales, un hospital naval y un hospital militar regional; seis clínicas de medicina familiar del ISSSTE, cuatro del IMSS, 91 de la SESA y dos de la SEDENA. Además están el Instituto Estatal de Cancerología, el Centro Estatal de Oftalmología, el Centro de Rehabilitación Regional Integral del DIF Guerrero y el Centro Estatal de Medicina Transfusional. En 38 localidades se tiene una casa de salud que está a cargo de un técnico en atención primaria.

Centro Estatal de Medicina Transfusional.

Centro Estatal de Medicina Transfusional
Centro Estatal de Medicina Transfusional

Abasto. Las actividades comercial y de abasto se desarrollan principalmente en la cabecera municipal a través de 450 establecimientos comerciales de ventas al mayoreo y 11 722 de ventas al menudeo; 5913 establecimientos de servicios, 1119 de manufacturas, 120 mercados públicos, tres tianguis, dos rastros mecanizados, 52 tiendas rurales, una tienda del IMSS, una tienda del ISSSTE, una tienda SEMAR, 81 puntos de venta de leche en polvo y una central de abastos.

Deporte. Las actividades deportivas que más se practican son futbol, basquetbol, voleibol, beisbol, softbol, tenis, natación, clavados, ciclismo, atletismo, box, karate, judo, golf, boliche, motonáutica, motociclismo, físico–culturismo, aeróbics, patinaje, frontón, etc. Hay dos unidades deportivas: una en la colonia Progreso (UDA) y otra en Ciudad Renacimiento, que cuentan con instalaciones para atletismo, futbol, beisbol, natación, etc.

Fachada del Mercado Central
Fachada del Mercado Central

En todo el municipio hay diversos espacios deportivos; grandes hoteles poseen canchas de tenis, frontón y albercas; hay dos arenas para box y lucha libre profesional; existe el Club de Golf Acapulco, el golf del hotel Princess y el del hotel Mayan Palace.

Vivienda. De acuerdo con los datos del INEGI (2005) el municipio registra 175 633 viviendas con un promedio de 4.1 ocupantes en cada una, de las cuales 164 767 disponen de energía eléctrica, 126 856 tienen agua de la red pública y 146 031 tienen drenaje.

El servicio de energía eléctrica beneficia a 128 localidades, lo que significa una cobertura municipal del 93.8%. En 52 localidades disponen de agua entubada. La cobertura municipal es de 72.2%. El 83.1% de las viviendas tiene drenaje sanitario.

Servicios públicos. El ayuntamiento proporciona a la población los servicios siguientes: agua potable, energía eléctrica, drenaje y alcantarillado, seguridad, vialidad y transporte, mercados, central de abasto, parques y jardines, pavimentación de calles, panteón, y servicio de limpia.

Comunicaciones, transporte y medios de comunicación social. El municipio tiene 69.7 km de red carretera federal y de cuota. De éstos, 45.4 km están administrados por casetas federales; 20.8 km son estatales y 3.5 km, particulares. Hay un aeropuerto que tiene 3000 m de pista y proporciona servicio a aeronaves nacionales e internacionales. Tiene tres centrales de autobuses foráneos que lo conectan con la capital de la República y del estado; con las poblaciones importantes de la ruta como son Cuernavaca, Taxco, Iguala, Chilpancingo, Tierra Colorada, Zihuatanejo y Lázaro Cárdenas (en Michoacán). Hay autobuses urbanos y foráneos que viajan a los distintos poblados que componen el municipio; además, el mismo servicio para las localidades rurales. Existe teléfono local y de larga distancia nacional e internacional, telégrafos, correos, radiodifusoras, televisión, periódicos locales y nacionales, télex, radiotelefonía, comunicación celular vía satélite e internet.

Agricultura. En 2006, la superficie sembrada fue de 27 049 hectáreas y la cosechada de 26 993 hectáreas de cultivos cíclicos. Se registró una producción de 60 142.1 toneladas. Los principales cultivos fueron: maíz, 49 122 toneladas; sandía, 3843.2; tomate de cáscara, 3564.2; calabaza, 924, y calabacita, 798.4 toneladas. Destaca también la producción de jitomate, frijol, chile verde, cítricos, melón, mango y coco.

Ganadería. De acuerdo con el Cuaderno de información para la planeación municipal 2007, de SEDESOL, el inventario ganadero en 2006 estaba conformado por 23 580 cabezas de bovinos; 47 734 de porcinos; 22 976 de caprinos; 2573 de ovinos, y 389 595 de aves. La producción de carne en canal fue de 2570.4 toneladas, de las cuales 958.9 corresponden a porcinos, 850.9 a aves, 669.9 a bovinos, 73 a caprinos y 17.6 a ovinos.

El sector pesquero cuenta cuatro granjas de producción de camarón, 15 granjas de producción de tilapia, una embarcación mayor y 976 menores. Esto permitió la captura de 2847.3 toneladas de productos pesqueros, realizada por 4000 pescadores.

Industria. Están las embotelladoras de refrescos, pasteurizadoras de leche, fábricas de hielo, de cemento y jabón, plantas generadoras de energía eléctrica e industrializadoras de aceite de coco.

Terminal de Cruceros Teniente José Azueta.

Terminal de Cruceros Teniente José Azueta
Terminal de Cruceros Teniente José Azueta

Turismo. Algunos años atrás, Acapulco formaba parte del área denominada Costa Chica, pero por el gran desarrollo que ha alcanzado es considerado la séptima región. Actualmente es el centro turístico más importante del estado y forma parte del llamado Triángulo del Sol, integrado además por Taxco e Ixtapa Zihuatanejo. El turismo hapermitido a los guerrerenses obtener ingresos significativos y generar un número considerable de empleos directos e indirectos. Se afirma que el turismo es el principal eslabón de la cadena de productividad suriana.

Acapulco, como es sabido, tiene diversos atractivos: bellas playas reconocidas internacionalmente, así como las lagunas de Coyuca y de Tres Palos. Hay objetos de artesanía y arte popular; ropa tropical y regional; restaurantes que ofrecen comida regional, nacional e internacional.

Celebra fiestas y ferias desde el 1 de marzo hasta el 12 de diciembre, Día de la Virgen de Guadalupe.

Tiene, además, enormes atractivos naturales. Los exuberantes paisajes y el clima templado, los tibios vientos, su variada vegetación, la tranquilidad del mar, sus acantilados, el cielo azul, los subyugantes amaneceres y las maravillosas puestas de sol. La configuración de las bahías lo hacen un lugar único en su género. La ciudad y puerto conserva su arquitectura popular, de raíces prehispánicas, españolas y contemporáneas. El arribo a este destino turístico se realiza por la autopista llamada del Sol; la distancia actual entre este punto y la Ciudad de México es de 385 km (por la carretera federal se recorren 430 km); también se llega por la vía aérea y la marítima. Hay hoteles de diferentes categorías. La actividad turística en 2006, según el Cuaderno de información para la planeación municipal 2007, de SEDESOL, registró una afluencia de 8 924 431 visitantes, de los cuales 8 452 238 fueron nacionales y 472 193 extranjeros. El turismo genera más de 45 mil empleos, en sus diversas actividades de servicio directo, independientemente de la derrama económica que se capta en otros sectores, como el comercio. Acapulco ha sido sede del Tianguis Turístico que se celebra año con año y al que acuden empresarios, inversionistas, prestadores de servicios turísticos, trabajadores, restauranteros y todos los miembros de esa rama productiva.

Comercio. El gran número de visitantesque llegan a la ciudad de Acapulco y a sus lugares turísticos ha permitido que el comercio tenga también un gran desarrollo.

Renta de Motos Acuáticas.

Renta de Mmotos Acuáticas
Renta de Mmotos Acuáticas

Servicios turísticos. En las zonas de afluencia turística se cuenta con hoteles, moteles, cabañas, casas de huéspedes, restaurantes, fondas, centros nocturnos, discotecas, agencias de viajes, gasolineras, tiendas departamentales de abasto, servicio de renta de autos, cinemas, teatros, servicio de correo, telégrafos, casetas telefónicas, central de autobuses, aeropuerto internacional, aduanas, talleres mecánicos, farmacias, tiendas de deportes, estudios de fotografía, tiendas de abarrotes, tabaquerías, salones de belleza, peluquerías, consultorios médicos, despachos jurídicos, florerías, sucursales bancarias, librerías, etc.

 

 

Antiguo Palacio Municipal o Casa Municipal como se conocía en 1889:

Antiguo Palacio Municipal o Casa Municipal
Antiguo Palacio Municipal o Casa Municipal

Monumentos históricos. El Fuerte de San Diego, construido por Adrián Boot, fue concluido en abril de 1617; dañado en 1776 por un terremoto, fue reconstruido por el arquitecto Ramón Panón, según proyecto de Miguel Constanzó; se terminó de reconstruir en 1783 (v. Fuerte de San Diego).

La hoy Catedral de Nuestra Señora de la Soledad fue en sus inicios un templo edificado en 1701 que derribó un terremoto el 21 de abril de 1776; en 1820, bajo la supervisión del presbítero Enrique Claviejo, se reconstruyó y, al terminarlo, se ofició una misa Coram Sanctíssimo, con la presencia del gobernador Nicolás Gándara. En 1936 el templo fue destruido por un ciclón; el proyecto de su reconstrucción estuvo a cargo del arquitecto Miguel Madrigal, siendo obispo de Chilapa don Leopoldo Díaz Escudero. El edificio es de estilo ecléctico, con evocaciones mozárabes y orientales; sus dos torres rematan en esferas achatadas adornadas con mosaicos azules y amarillos y unas cruces inscritas en círculo. Es único en su estilo.

La Diana (arriba), Dios Quetzalcóatl, relieve de Diego Rivera (abajo).

Diana Cazadora
Diana Cazadora
Dios Quetzalcóatl - Relieve de Diego Rivera
Dios Quetzalcóatl – Relieve de Diego Rivera

 

 

 

 

 

 

 

 

En 1566 llegó al puerto la imagen de una virgen española que fue puesta en el altar siendo arzobispo de la Nueva España fray Alonso de Montúfar O. P., y rey de España Felipe ll. En el Galeón de Manila se encontró el itinerario Giro del Mondo de Juan Francisco Gemelli, donde se hace referencia a la Virgen de los Dolores, que el 8 de diciembre de 1812 fue jurada “Generala de las tropas españolas” acuarteladas en el Castillo de San Diego. Pedro Antonio Vélez, en su calidad de comandante, le colocó una banda de general y un bastón de mando.

En 1841 la imagen de la Virgen llega a la Ciudad de México para ser remozada y bendecida después por el arzobispo mexicano Manuel Posada y Garduño. El 8 de diciembre de 1965, a los 153 años de su coronación pontificia, se pidió al papa Juan XXlll que la nombrara Patrona Ecuménica de la Paz. La petición fue aceptada, y el obispo José Pilar Quezada Valdés, a nombre del Papa, declaró 1965 Año Mariano Diocesano.

Entre otros monumentos históricos y artísticos destacan la escultura de Diana la cazadora; El Clavadista; El Galeón de Manila, y La Joven Sobre la Roca. Los relieves policromos, con influencias prehispánicas, realizados por Diego Rivera, decoran la casa que fue de la señora Dolores Olmedo, en el número 6 de la calle La Pinzona; es un mural de mosaico con las representaciones de Quetzalcóatl y de Tláloc.

El Palacio Municipal o Casa Municipal –como se llamó en 1889– ocupó toda una manzana y alojaba la prefectura del distrito, el juzgado municipal, la tesorería municipal, la imprenta del distrito, el juzgado menor, ocho oficinas diversas, la cárcel para hombres, un almacén, la cárcel para mujeres, caballeriza y jardín. Es construcción de adobe y techo de teja, de largo barandal, con gruesos pilares.

El palacio se construyó en forma de U. Sólo al norte se le delimitó con una gran barda. Desde la calle de Roberto Posada una escalera se prolongaba con niveles de descanso hasta llegar a la torre que sostenía el reloj público; la torre era de madera, lo que le daba una atractiva elegancia. Fue inaugurada por el presidente municipal don Nicolás Uruñuela el 16 de septiembre, y el 30 de octubre la tiró un ciclón; era el año 1921.

Durante la administración de don Manuel López fue construida una nueva torre y se volvió a instalar el reloj. El edificio fue el mismo que ocupó el Convento de San Francisco, fundado en 1607; en él se veneraba a Nuestra Señora de la Guía y funcionó hasta 1813, año en que don José María Morelos y Pavón lo convirtió en hospital y baluarte de sus tropas.

En las postrimerías de los años 60 y a principios de los 70 albergaba la Agencia del Ministerio Público y la cárcel municipal. Más tarde, ya en desuso, correspondió al licenciado Israel Nogueda Otero hacer el proyecto de un edificio en circunferencia para nuevas oficinas.

Clavadista en La Quebrada

Clavadista en la Quebrada
Clavadista en la Quebrada

Entre los monumentos naturales se encuentra La Quebrada. En 1799, el castellano del Fuerte de San Diego y gobernador de Acapulco, José Barreiro y Quijano, inició los primeros trabajos a fin de abrir una cortadura en la montaña que permitiera el paso del aire y la brisa marina para refrescar los ardores del estío. Esa cortadura hecha hacia el noroeste fue llamada el Abra de San Nicolás, pues quedaba cerca el templo de San Nicolás Tolentino.

El paso se inauguró el 1 de enero de 1800 y por razones económicas quedó sin terminar. En 1886, el coronel José M. Lopetegui, entonces comandante militar de Acapulco, reemprendió los trabajos para el arreglo de esta galería de ventilación. Los soldados a su mando removieron varios millares de metros cúbicos de roca pero la obra fue suspendida y quedó inconclusa –como hoy se puede apreciar– recibiendo el nombre de La Quebrada.

El Barón de Humboldt, en sus apreciaciones de Acapulco, expresó que “la bella estación reina ahí desde el mes de octubre hasta el mes de mayo”, y que es llamada el verano de la mar del sur, agregando que “la tranquilidad del Océano Pacífico es interrumpida por los vientos impetuosos del noroeste y nornoroeste, conocidos con los nombres de Papagayo y Tehuantepec. Los vientos se desarrollan con gran furor en medio de un cielo sereno y azulado”.

La temperatura dio, para Humbodlt, una media anual de 26° 8’, registrando temperaturas, durante el día, de 28 a 31 °C; en la noche, de 23 a 26°, y, a la salida del sol, a menudo, 18°. “El calor es seco e intenso, en virtud de que Acapulco está construido en la parte más baja, abrigada y profunda de la ensenada, a la que rodean rocas graníticas que no sólo impiden la circulación del aire, sino que, calentadas por el sol ardiente, elevan a su vez el aire por reverberación; pero el calor es tolerable en la noche y en el mar se siente una agradable brisa. El muelle se convierte, apenas puesto el sol, en un paseo en el que la gente se solaza con la caricia de la brisa marina”.

Entrada al Fuerte de San Diego

Entrada al Fuerte de San Diego
Entrada al Fuerte de San Diego

Museo Histórico Naval de Acapulco.

Fiestas, tradiciones y leyendas. Una tradición que al paso de los años se ha perdido es revivida por la memoria popular, rescatada por el escritor Francisco Vidal Duarte, quien dice que “hace muchos años, cuando Acapulco era una desierta bahía, año con año, al final de la estación de la cosecha de maíz y calabaza, llegaban peregrinaciones de muy lejos y acampaban alrededor del adoratorio enclavado en lo más alto del despeñadero conocido hoy con el nombre de La Quebrada. Durante toda la noche mantenían encendidas las fogatas y festejaban con cantos, música de teponaxtle y danzas. Los participantes llegaban portando gruesos atados de una flor silvestre y roja que abundaba en su región y los depositaban como delicada ofrenda alrededor del adoratorio.

Museo Histórico Naval de Acapulco
Museo Histórico Naval de Acapulco

“Al amanecer, sincronizado el acto con la salida del sol (Tonatiuh), dador de vida, comenzaba el Tonalhuaqui (tiempo de secas), con el que daban gracias por las cosechas abundantes enviadas por los dioses. Una princesa seleccionada por hermosa entre las bellas encabezaba el cortejo; bien vestida y enjoyada, caminaba lentamente con los brazos extendidos al frente, las palmas de las manos hacia arriba, sosteniendo la más fresca de las flores rojas, se detenía al borde del precipicio, saludaba con la flor en las manos a los cuatro puntos cardinales y luego arrojaba la flor de sangre y todos los peregrinos hacían lo mismo formando en la superficie del mar una alfombra. La princesa se llamaba Cuetlaxóchitl, y en honor a ella se llamó así aquella flor”.

Entre las leyendas se cuenta que “Acatl (carrizo, en náhuat), primogénito del jefe militar azteca, partió un día en busca de una esposa; en su viaje conoció a Quiáhuitl (lluvia), hija de un cacique yope al que su padre había derrotado y, al saber de quién era hijo el pretendiente de su hija, se negó a dar permiso para el matrimonio. Ácatl, entonces, lloró tanto que comenzó a deshacerse y se convirtió en un charco de lodo del que, como si fueran sus hijos, fueron brotando carrizos.

“El dios Quetzalcóatl, ofendido con el cacique yope, convierte a Quiáhuitl en nube. Una tarde entraba la nube Quiáhuitl a la bahía y encontró los carrizos, hijos de su amado Ácatl. Se arrojó sobre ellos en forma de tromba para morir en el lodazal y así fundirse con Ácatl para compartir su destino. Cada año los amantes se encuentran durante la temporada de lluvias cuando las nubes avanzan amenazadoras sobre la bocana como atraídas por un imán invisible. Se cumple así la unión de aquellos jóvenes y se perpetúa la grandeza de los pueblos con el hijo de ambos: Acapulco”.

En Acapulco se celebraban las fiestas de Carnaval, que se remontan a las bacanales y saturnales de la Roma pagana; limitadas por el cristianismo, se admitió su celebración desde el Día de Reyes hasta el Miércoles de Ceniza, antes de los duelos de la Semana Santa. Pero en la actualidad este carnaval no existe. Se festeja también el Viernes Santo, a la Virgen de la Soledad, a quien se saca bajo un palio en procesión seguida por el pueblo. El 12 de diciembre, las agrupaciones de trabajadores y el pueblo en general participan en procesiones y llevan Las mañanitas a la Virgen de Guadalupe, reina de México. Los niños lucen diversos trajes regionales.

Trajes típicos. Los atuendos pertenecen a diferentes etnias: el huipil amuzgo y el huipil bordado de chaquira de colores de tradición costeña. El más usado, sobre todo por los bailadores de chilena, es, en los hombres, calzón y camisa de manta blanca, con sombrero de cinta, y en las mujeres, enagua ribeteada de dos y hasta de tres holanes así como huipil de manga corta bordado al cuello.

Artesanías. Acapulco ofrece artesanías elaboradas en diferentes partes del estado y en la propia región.El trabajo artesanal local se desarrolla con distintos materiales: conchas, caracoles, cáscaras de coco, hojas de palma, troncos de madera… Se elaboran diversos objetos y artículos decorativos: canastas, sombreros, abanicos, tapetes, tortilleros, servilleteros, bolsas para dama, figuras humanas o animales de madera, pinturas sobre papel amate, barro o yute.

Las multicolores hamacas, de diferentes tejidos y acabados, son también típicas de la región e indispensables en la mayoría de los hogares para descansar a la sombra del intenso calor del mediodía. Para su venta se han creado varios mercados artesanales en los que el turista encuentra sofisticados diseños de plata, tiendas de artesanía del centro, La Quebrada, el aeropuerto, el mercado Noa Noa y El Pueblito.

Manifestaciones artísticas. El 13 de agosto de 1998 se presentaron en la exposición Encuentro de tres mundos obras de las pintoras acapulqueñas Aída Espino, Dana del Castillo y Angélica Medina.

En la actuación teatral, dirección y dramaturgia sobresale el Grupo Teatro Acapulco, que conforman María Magdalena de la Luz Steiner Hernández, oriunda de Acapulco, quien nació el 25 de abril de 1953 y estudió teatro con el maestro Alejandro Tapia; Enrique Caballero Vela, nacido en Acapulco el 11 de septiembre de 1954, estudió teatro con Tara de la Parra, y en el Ollin Yoliztli estudió actuación, danza e historia del arte; Alejandro Tapia fue maestro de teatro y director teatral; Salvador Téllez y Salvador Velasco, directores de teatro.

Playa Caleta.

Playa Caleta
Playa Caleta

Atractivos turísticos. Son sus playas reconocidas internacionalmente por su belleza natural, como Caleta, Caletilla, Hornos, Revolcadero, La Angosta, Pie de la Cuesta, Puerto Marqués, Manzanillo, Tulipanes, Clavelitos, Bocana, Carabalí, Condesa, Playa Honda, Tlacopanocha, Pichilingue y Encantada.

En las cercanas lagunas de Coyuca y de Tres Palos los turistas pueden emprender excursiones en embarcaciones de poco calado que les permiten observar un esplendoroso mundo natural. Pueden participar en la pesca de robalo, bagre y pargo, que son peces de agua dulce; adquirir objetos de artesanía y arte popular; gustar de la comida regional, nacional e internacional en los restaurantes que las circundan. En el mar se pueden pescar: barracuda, bonito, pámpano, guachinango, pez vela, dorado y jurel.

Los visitantes pueden asistir a los juegos de frontón, plaza de toros, canchas de tenis, campos de golf, club de yates, deslizadores, esquís, paseos en paracaídas y en lanchas de fondo de cristal. Un espectáculo único en el mundo se presenta en La Quebrada, donde nadadores de la región ejecutan saltos de más de 45 m hacia una estrecha entrada de mar en medio de impresionantes acantilados. Este acto, que tiene 65 años de practicarse, comenzó con José Estrada, Ricardo Vellos, Cristóbal Pintos, Francisco Ayerdi, Apolonio Castillo y Rigoberto Apac Ríos, entre otros nadadores famosos.

Playa Condesa

Playa Condesa
Playa Condesa

Existen zonas arqueológicas cercanas a los municipios de Tecpan, Coyuca y San Jerónimo.

Otros atractivos son el Centro Internacional de Convivencia Infantil (CICI), que se localiza en la colonia Costa Azul, en la Avenida Miguel Alemán con Cristóbal Colón; es un centro de diversión donde las familias pueden disfrutar de albercas, chapoteaderos y del acto de los delfines.

El Centro Internacional Acapulco es un conjunto de cuatro edificios situados en medio de flores y plantas tropicales que ocupa cuatro hectáreas. Inaugurado en octubre de 1973, está diseñado para ofrecer el mejor servicio y las facilidades técnicas para cualquier tipo de convención, actividad cultural o exposición. Selectas reproducciones de piezas arqueológicas precolombinas han sido colocadas estratégicamente en los jardines para lucir la arquitectura y crear interés y aprecio por las antiguas culturas del país.

Dividido en áreas al aire libre, teatros, salas y salones como el Teotihuacán que puede utilizarse como auditorio con capacidad para seis mil personas, se puede convertir en sala de exhibiciones y servir a 255 stands en un área de 6555 m2; el salón Cholula ofrece 4048 m2 para exposiciones adicionales.

Se encuentra entre sus instalaciones un magnífico teatro al aire libre, el Nezahualcóyotl, que tiene capacidad para más de mil setecientos espectadores, y otro llamado Juan Ruiz de Alarcón, muy bien equipado y funcional.

Los servicios generales del centro incluyen: circuito cerrado de televisión, instalaciones y equipo para traducción simultánea; casetas de teléfono de larga distancia y fax e internet; un conmutador de cuarenta troncales y 400 extensiones; enfermería, oficinas de correos y telégrafos, agencia de viajes, equipo audiovisual, oficina de venta de boletos de avión, espacio para estacionamiento de automóviles y autobuses, servicio de personal especializado en convenciones, alimentos, bebidas y espectáculos, galerías de arte y tiendas de artesanías y curiosidades.

En el teatro al aire libre se pueden apreciar espectáculos con el tradicional folclor mexicano así como espectáculos de corte internacional con revistas musicales y obras de teatro. Tiene este centro una discoteca láser, sala de cine, piano bar, cuatro restaurantes y una elegante área comercial.

Sinfonía del Mar es un lugar ubicado muy cerca de La Quebrada; es una enorme gradería en semicírculo acondicionada como teatro al aire libre donde el escenario y el principal actor es el mar y su magnificencia rodeada de acantilados.

Sinfonía del Mar

Sinfonía del Mar
Sinfonía del Mar
Sinfonía del Mar
Sinfonía del Mar

 

 

 

 

 

 

 

En 1975 se organizó y conformó el Tianguis Turístico, con sede en el entonces llamado Centro de Convenciones; el evento se desarrolla año con año en el mismo lugar que hoy conocemos como Centro Internacional Acapulco. Uno de los importantes promotores de este mercado fue Miguel Alemán Valdés, quien siendo presidente del Consejo Nacional de Turismo consideró la conveniencia de que al igual que otros países México organizara anualmente un encuentro para promover el mercado turístico internacional junto a los prestadores de servicios mexicanos, con miras a incrementar el flujo de visitantes a nuestro país.

Durante los primeros ocho años el encuentro fue organizado por el Consejo Nacional de Turismo que por decreto del 23 de mayo de 1984 se fusionó a la Secretaría de Turismo, dependencia que lo ha dirigido desde entonces.

Gastronomía. La gran variedad de plantas animales que existen en Acapulco y la diversidad de gente que ha poblado el lugar ha traído como consecuencia una enorme riqueza gastronómica: en la cocina porteña podemos encontrar especialidades como iguana estofada, armadillo en salsa de tomate verde, pierna de carnero en mezcal, salsa de jumil y unos pescados llamados ojotones fritos con tomate y chile.

Otra especialidad de la zona es el pozole blanco tradicional, que se acompaña de orégano, chile rojo, cebolla y chile verde picados; también el pozole verde de semilla de calabaza, que suele comerse los jueves. Los tamales de hoja de plátano se acompañan de frijoles y atole. Las tostadas de pollo, chorizo o papa; chalupitas anegadas de pollo y salsa con chile chipotle.

El relleno que se come los domingos y la gran variedad de guisos de pescado, a la talla, almendrado, caldo de cuatete, agujón, zapateras; ceviche de sierra con limón, vinagre y jugo de naranja. Langostino, langosta, camarones y pulpos al mojo de ajo, y pulpo enamorado. No faltan la morisqueta o arroz blanco, iguana en chilpachole, caguama en salsa verde o en salsa de chile pasilla y, desde luego, la comida internacional qu

Estructura política municipal. Está formada por un presidente municipal, dos síndicos, nueve regidores de mayoría relativa y diecinueve regidores de representación proporcional.

Reglamentos municipales. Cuenta con: Bando de Policía y Buen Gobierno; Bando en materia de Salud; Reglamento de Mercados; Reglamento Interno del Ayuntamiento; Reglamento Interno de Programación, Presupuesto y Control; Reglamento de Licencias; Reglamento de Uso del Suelo y Zonificación; Plano Regulador Municipal; Reglamento de Vía Pública.

Distritos Judicial, Electoral (Federal y Estatal) Corresponde al Distrito Judicial de Tabares, con cabecera en Acapulco de Juárez; está dividido en siete distritos electorales estatales: V, XIII, XVI, XVII, XVIII, XXVI y XXVIII, todos con cabecera en Acapulco de Juárez, y pertenece a los distritos federales IV y IX.

Cronología de presidentes municipales.

Nombre              Periodo

  • Antonio Trani Zapata 1969–1971
  • Israel Hernández Ramos 1972–1974
  • Virgilio Gómez Moharro 1975–1977
  • Febronio Díaz Figueroa 1978–1980
  • Amín Zarur Ménez 1981–1983
  • Alfonso Argudín Alcaraz 1984–1986
  • Israel Soberanis Nogueda 1987–1989
  • René Juárez Cisneros (Antonio Piza Soberanis, Ana María Castillejas) 1990–1993
  • Rogelio de la O Almazán 1993–1996
  • Juan Salgado Tenorio (Manuel Añorve Baños) 1996–1999
  • Carlos Zeferino Torreblanca Galindo 1999–2002
  • Alberto López Rosas 2002–2005
  • José Félix Salgado Macedonio 2005–2008
  • Manuel Añorve Baños, José Luis Ávila Sánchez 2009–2012

Comunidades que integran el municipio. Según el II Conteo de Población y Vivienda 2005, INEGI, el municipio está integrado por 224 localidades, y de acuerdo a su importancia demográfica sobresalen las siguientes:

Localidad             Total      Hombres             Mujeres

  • Acapulco de Juárez 616 394                294 769                321 625
  • Xaltianguis 6 579     3 108     3 471
  • Kilómetro 30 6 163     2 964     3 199
  • Tres Palos 4 306     2 057     2 249
  • San Pedro Las Playas 3 488     1 739     1 749
  • Amatillo 3 025     1 519     1 506
  • Los Órganos de Juan R. Escudero 2 141     1 027     1 114
  • Lomas de San Juan 2 083     996         1 087
  • Lomas de Chapultepec 2 051     1 021     1 030
  • Tuncingo 2 008     985         1 023
  • San Isidro Gallinero (El Gallinero) 1 981     995         986
  • Ejido Nuevo 1 948     927         1 021
  • Dos Arroyos 1 898     921         977
  • El Bejuco 1 873     911         962
  • Texca 1 848     933         915
  • Ciudad San Agustín 1 795     876         919
  • Sabanillas 1 794     879         915
  • Aguas Calientes 1 449 728         721
  • Kilómetro 21 1 398     636         762
  • Los Órganos de San Agustín (El Quemado) 1 349     656         693
  • Apalani 1 323 650         673
  • El Salto 1 256 605         651
  • La Estación 1 244     603         641
  • La Concepción 1 226     627         599
  • Cerro de Piedra 1 222 578         644
  • San Andrés Playa Encantada (El Podrido) 1 202     594         608
  • Campanario 1 164     590         574
  • San Pedro Cacahuatepec 1 152     557         559
  • Kilómetro 40 1 116     557         559
  • Huamuchitos 1 086     543         543
  • El Metlapil 954         478         476

Para mayor información, consultar el II Conteo de Población y Vivienda 2005,INEGI.

Cabecera municipal. Acapulco de Juárez. Ciudad y puerto de altura. Frente al océano Pacífico, que lo limita al sur. Se localiza entre los 16° 51’ 56’’ de latitud norte y 99° 54’ 03’’ de longitud oeste. Tiene un promedio de 20 msnm y se extiende la mancha poblacional en las faldas de los cerros donde se eleva la Sierra Madre del Sur. El 6 de agosto de 1824 Acapulco es distrito del estado de México. En 1826 se le declara prefectura. El 20 de mayo de 1833 la prefectura se divide en dos, formándose la de Chilapa por decreto 309. Mediante Decreto 4 del 23 de diciembre de 1837 se convierte en cabecera distrital con el mismo nombre. Por Decreto 16 del 12 de marzo de 1850 el distrito de Acapulco cambia su nombre por el de Tabares.

Espectáculo aéreo en la bahía de Acapulco

Espectáculo Aéreo en la Bahía de Acapulco
Espectáculo Aéreo en la Bahía de Acapulco

La distancia actual entre el puerto de Acapulco y la Ciudad de México es de 385 km por autopista y de 430 km por la carretera federal; con la capital del estado es de 105 km por autopista y de 133 km por la carretera federal. Actualmente es el centro turístico más importante de Guerrero, donde se concentra el mayor número de comercios y servicios para los visitantes.

 

 

 

 

Fuente: www.enciclopediagro.org/acapulco